Liberaré a estas mariposas que revoloteaban por ti en mi interior, sin piedad, como tú te alejaste de mí, dejaré que sean libres y que se metan en la tripa de otra que yo no estoy para boberías.